Trucos de freeski para este invierno

20 diciembre, 2018
Trucos de freeski para este invierno

¡Empieza la temporada de nieve! Y esto quiere decir que hay que ponerse las pilas y trabajar en mejorar y aprender nuevos trucos de Freeski. Todos sabemos que se trata de un deporte que llama la atención por sus saltos espectaculares y las maniobras realizadas en el aire. Por eso nunca hay que dejar de aprender, de probar cosas nuevas y de seguir mejorando para impresionar a cada paso.

Lo primero que debemos hacer es ser conscientes de nuestro nivel. De nada sirve intentar un truco de experto cuando aún no se domina uno básico. Se trata de una disciplina muy exigente y cualquier error puede salir muy caro, así que mejor ser prudente e intentar que los avances sean pequeños, pero seguros.

¡Salta!

Si ya controlas los esquís lo suficiente como para dar pequeños saltos y aterrizar no tiene secretos para ti, coge fuerzas y ¡adelante! Para que sean más espectaculares hay muchos movimientos que puedes practicar. El Safety consiste en colocar la mano derecha en el esquí derecho a la altura de la fijación (o viceversa) en pleno salto. Otra modalidad es cruzar el esquí izquierdo sobre el derecho (o al revés) e intentar agarrar con la mano derecha el esquí izquierdo por delante de la fijación (o al revés), a esto se le llama Mute. El Japan consiste en agarrar el esquí izquierdo con la mano derecha por detrás de las piernas. ¿Te atreves?

Amplía el giro

El 180 es el más básico. Una vez que lo controles sigue girando hasta llegar al 540, el truco más versátil y resultón. Lo más importante a la hora de saltar es tener muy claro dónde vas a caer. Fija un punto y no desvíes la mirada. Una vez que los esquís no toquen el suelo, toma impulso y gira con determinación. Los brazos es lo primero que debe recuperar la postura, luego irá acompañando todo el cuerpo hasta colocar los pies de nuevo en tierra firme. Al principio es normal hacer mucha fuerza con los hombros, pero, con la práctica verás que es más importante y efectivo el golpe de cadera. Escucha los consejos de nuestros monitores expertos y avanza más rápido.

Barandillas para volar

Cada vez están más de moda, son más fáciles de encontrar y sí, son muy atractivas para animar un día de esquí. Para aprender, lo ideal es una barandilla recta, de poca altura y que su terminación sea hacia abajo, si termina en el suelo mucho mejor para evitar golpes. Sería perfecto deslizarse la primera vez ayudado por alguien para ir tomando el pulso y controlar tanto la estabilidad como la velocidad. Por esto es tan importante contratar a un profesor y en Ongravity encontrarás a los más experimentados para enseñarte de primera mano todo lo necesario. Un mal comienzo siempre tendrá consecuencias negativas. Una vez controles y te sientas cómodo en este tipo de barandillas, ve aumentando el nivel poco a poco. Las curvas con algo de pendiente son de las más divertidas y las que más juego dan cuando se tiene algo de experiencia.

freeski

Cork 360

Ideal para los aficionados con un nivel medio. Se trata de un salto con giro al que se le pueden añadir multitud de variedades. Es necesario encontrar una rampa y poder coger bastante velocidad para dar el salto. Como siempre, la mirada puesta en dónde se quiere caer y acordarse de que lo brazos son parte vital del giro. Una vez dominado, prueba a agacharte, tocar una parte del esquí o levantar una pierna. Lo bonito que resulte solo depende de tu imaginación.

Backflip

Es el movimiento más impresionante y con el que todo amante al esquí sueña. También es uno de los más complicados y peligrosos. Da una vuelta completa en el aire y caer de pie para poder seguir con nuestro camino como si nada… es difícil. Te recomendamos comenzar a practicar el salto en una colchoneta elástica para aprender a controlar tu cuerpo. Nuestros monitores sabrán como guiarte para que lo consigas y te sientas cómodo practicando. Una vez tengas la voltereta controlada te dejarán probar con los esquíes colocados. El siguiente paso será ya en rampas que tengan instalado un airbag al que poder caer protegidos. Y solo cuando tengas muy controlada la caída, atrévete a realizarla en suelo.

Deja un comentario