Climbing Área

CLIMBING ÁREA

Vivir en una ciudad tiene muchas ventajas pero cuando se quieren realizar ciertos tipos de actividades deportivas, la lista de opciones se reduce muchísimo. Sobre todo cuando el deporte que más se disfruta es la escalada, que requiere por pura definición, practicarse en la naturaleza ya que se necesita alguna pared por la que subir. En la mayoría de los casos, los apasionados del climbging ven frustrados sus deseos de colocarse el equipamiento y ponerse a prueba, liberando todo el estrés acumulado durante la semana. O no tienen manera de desplazarse hasta el campo, o no tienen tiempo, o no conocen lo suficiente los alrededores de la ciudad como para saber a dónde ir para practicar escalada.

Fue esta frustración la que, en la década de los años 30, hizo que el inglés Don Robinson creara la primera instalación fija con piedras que evolucionó en lo que hoy conocemos como rocódromos. Su motivación principal fue, además de estar apartado de su deporte favorito durante todo el invierno, comprobar que muchos de sus compañeros sufrían lesiones cuando volvían a trepar cuando el tiempo lo hacía posible. Porque una de las razones por las que se acude a los rocódromos es la necesidad de entrenar antes de lanzarse a escalar en roca en la naturaleza. En las instalaciones de este tipo los principiantes pueden iniciarse en esta disciplina con total tranquilidad y los expertos pueden mantenerse en forma y estar listos cuando se lancen a una pared de roca natural.

En Ongravity, contamos con una Climbing Área en la que se pueden escala una pared de hasta 6 metros de altura con diferentes niveles de dificultad para adaptarse a todos los grados de experiencia. Lo mejor de todo es que solo hay una forma de bajar: ¡saltando a nuestro MaxiAirbag! Y para todos aquellos que quieren ponerse al límite, les retamos a visitar nuestra nueva zona Ongravity Warrior. ¿Tienes lo que hace falta para superar nuestro exigente circuito de Ninja Warrior?