ONGRAVITY WARRIOR: Tips para ser un buen guerrero

27 diciembre, 2018
ONGRAVITY WARRIOR: Tips para ser un buen guerrero

¿Te apasionan los retos y las nuevas experiencias? ¿Siempre estás buscando algo más intenso, más innovador, que te ponga al límite? La nueva oferta de Ongravity está pensada para ti. Un nuevo espacio en el que demostrar si eres, o no, ese guerrero que siempre has querido ser. Al más puro estilo Ninja Warrior (programa que emite Antena 3), un circuito lleno de obstáculos en que demostrar que estás en la mejor forma física.

¿Cómo se entrena un guerrero?

Se trata de superar un circuito lleno de obstáculos en los que hay que demostrar no solo la fuerza, también la habilidad y la destreza. La variedad de los ejercicios es casi tan amplia como la dureza de los mismos. ¡Hay que darlo todo en muy poco tiempo! ¿Quieres ser un verdadero combatiente? Aquí tienes algunos tips a seguir. ¡Suerte!

 

  • Define tu objetivo. Se realista y decide hasta dónde quieres llegar teniendo en cuenta tu actual forma física. También puedes fijar, desde ya, como quieres evolucionar marcando pasos intermedios. Fijarse una meta lejos de tus posibilidades solo hará que te frustres y abandones la misión. Para ello hay que crear un calendario en el que anotar los días de entrenamiento, las pruebas a realizar, plazos y retos. Con una hoja de ruta bien estructurada todo es más sencillo.

Ongravity

  • Todos los que han participado en pruebas de este nivel coinciden en asegurar que los ejercicios de escalada son los que más ayudan. Tener unos brazos fuertes y potentes es esencial, aunque el resto del cuerpo tiene que acompañar. Es necesario realizar un entrenamiento completo en el que la intensidad juegue un papel muy importante. Lo ideal es una tabla de ejercicios basada en repeticiones de un movimiento y, rápidamente, cambiar a otro en el que trabajar otro grupo de músculos. En tu lista de prioridades deben destacar ejercicios que busquen fortalecer los brazos, los saltos de longitud para ganar potencia en tus piernas y no descuidar el equilibrio, vital en muchas de las pruebas.

 

  • Activa la mente. No todo es fuerza en un guerrero. Hay otros aspectos que también se deben potenciar y entrenar como la habilidad, la agilidad, la precisión y la coordinación. Cada paso es definitivo y hay que medir al milímetro cada movimiento. Por esto, la concentración es esencial. Saber mantener los nervios a raya y la mente limpia puede ser un punto determinante y algo que también se debe trabajar cada día. Conocer al máximo tu cuerpo te puede ayudar a la hora de calibrar la potencia en cada prueba. Y recuerda, no son los que mejor forma física presentan, los que llegan más lejos.

 

  • Cuida tu alimentación. ¿Qué come un guerrero? Una alimentación rica en carbohidratos y proteínas te dará la fuerza necesaria para poder escalar, hacer grandes saltos o quedarte colgado de unos aros. A la hora de consumir carbohidratos elige los integrales y ganarás en salud. En cuanto a las proteínas, da preferencia a las que menos grasas tienen como el pollo (sin piel) o el pavo y no olvides las legumbres o el huevo. Si vas a realizar entrenamientos de fuerza, intenta comer al menos dos horas antes de realizar el ejercicio. Después, no olvides hidratarte.

 

¡Suerte!

Deja un comentario